10 razones para no usar dispositivos electrónicos antes de los 12 años sin supervisión de padres o profesores

Ratio:  / 1
MaloBueno 

 

10 razones para no usar dispositivos electrónicos antes de los 12 años sin supervisión de padres o profesores

 

"La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y la Sociedad Canadiense de Pediatría (Canadian Society of Pediatrics) afirman que los niños de hasta dos años no deberían estar expuestos a ningún tipo de tecnología, que los niños de entre tres y cinco deberían tener un acceso restringido de solo una hora al día, y que entre los seis y los 18 años, los niños deberían acceder durante un máximo de dos horas al día (AAP 2001/13, CPS 2010). Los niños y los jóvenes utilizan la tecnología entre 4 y 5 veces más del tiempo aconsejado, lo que puede acarrear consecuencias nefastas (Kaiser Foundation 2010, Active Healthy Kids Canada 2012). Los dispositivos portátiles (teléfonos, tabletas y juegos electrónicos) han incrementado de una forma espectacular la accesibilidad y el uso de la tecnología, sobre todo en niños (Common Sense Media, 2013) Visita zonein.ca para consultar la investigación que se cita" (Orientación Andújar)

 

A continuación, se reseña diez razones comprobadas, por las cuales, el uso de este tipo de aparatos (teléfonos inteligentes, tablets, computadoras, video juegos, televisión y otros aparatos de acceso masivo a información y contenido multimedia y documental), son considerados para los niños menores de 12 años mínimo, como no aptos a su exposición:

 

1. Un crecimiento rápido del cerebro

Los niños que tienen una sobre exposición a este tipo de tecnologías, tienden a sobre estimular muchas zonas del cerebro, provocando un crecimiento exigido del mismo, lo cual puede implicar en alteraciones del desarrollo adecuado del niño; recordemos, que el ser humano es un individuo, que se desarrolla a etapas, y que estas etapas responden a capacidades y habilidades necesarias para lograr una adaptación adecuada con su identidad y su medio. Si este desarrollo se ve obstruido o sobre estimulado, el individuo, experimentara situaciones de inmadurez en su adaptación y autoconocimiento..

2. Desarrollo más lento

En algunos casos, los niños que abusan del uso de este tipo de aparatos, tienden a desinteresarse por otras actividades importantes que cumplen un papel importante en su desarrollo, como las habilidades motoras, ya sea gruesa y fina, cognitivas, físicas, y otras, que requieren de ciertas actividades que son sustituidas por el interés en estos aparatos; lo cual implica en bajos niveles musculares y óseos, metabolismos lentos y otras condiciones resultantes de desarrollo pobre en el cuerpo.

3. Epidemia de obesidad

Al invertir mucho tiempo en utilizar este tipo de aparatos, los niños permanecen mucho tiempo estáticos, quietos en un mismo lugar, lo cual produce problemas de sedenterarismo, obesidad, sobre peso, y otras complicaciones físicas; como ya mencionamos, el metabolismo se vuelve lento, provocando ineficiencia en la extracción de nutrientes y vitaminas, provocando la acumulación de grasas en el cuerpo, lo cual trae consigo, problemas cardiovasculares, óseos, musculares y digestivos..

4. Falta de sueño

Generalmente, muchos niños, para evitar ser observados o por ganas de seguir jugando o usando las redes sociales y otros servicios y aplicaciones que ofrecen estos aparatos, invierten no solo muchas horas en el día, sino también en la noche, sacrificando horas de sueño, necesarias para un adecuado funcionamiento físico y mental; se habla que en promedio, los niños deben dormir entre ocho y diez horas diarias, para cumplir con muchas funciones importantes para una salud física y mental. En muchos casos, la familia no se entera que el menor de edad, está durmiendo entre dos horas y cuatro horas en el mejor de los casos, ya que él se acuesta con el aparato, desvelándose; esta situación, por lo general, es una de las causas de presencia de trastornos del sueño en menores de edad.

5. Enfermedad mental

Muchos niños que llegan a sobre pasar los limites de uso de juegos y aplicaciones, muchas de estas con contenidos violentos, fantasiosos o adictivos, llegan a alterar la percepción de la realidad, llevando al individuo a vivir una fantasía en su propia vida, imaginando cosas del juego en su diario vivir, asumiendo roles de comportamiento vistos en los juegos, practicando acciones que se realizan en el juego, entre muchas otras situaciones que tienden a provocar situaciones de graves alteraciones en la personalidad y provocar una posible enfermedad o trastorno mental o del comportamiento; esto también en muchos casos, a representado una situación donde se han visto afectadas otras personas, que han sufrido agresiones o eventos violentos por este tipo de comportamiento de los menores de edad.

6. Actitud agresiva

Al jugar juegos y aplicaciones con contenido violento o agresivo y porque no velico, los niños comienzan a adquirir conductas violentas o agresivas, ya que inconscientemente copian conductas de esos contenidos e imágenes; esta situación, tiende a generalizarse en el comportamiento habitual del menor de edad, convirtiéndose en una persona tosca, agresiva en su trato y acciones, provocando situaciones de rechazo por otros debido a sus conductas.

7. Demencia digital

Otra situación que afecta a los niños, es la que al perder nociones de realidad y ficción, pueden comenzar a desarrollar demencias extremas en torno a lo digital, esto se ve mucho en los juegos de roles en línea, donde las personas que exageran con el uso de estos juegos, pierden su propia identidad, asumiendo la del personaje del juego; en este sentido, se ha presentado graves problemas de identidad y de despersonalización, provocando graves situaciones de salud física y mental, ya que estas personas comen poco y descuidan sus necesidades biológicas, así como responsabilidades.

8. Adicciones

Muchos contenidos en internet, juegos y aplicaciones, contienen, mucha información mal enfocada, que podría inducir a la adicción de múltiples cosas, las drogas, la pornografía, los juegos, entre otras, y los niños son totalmente vulnerables a todo ello; en las estadísticas de adicción, la exposición a este tipo de contenido multimedia, ha sido una de las razones por las cuales las personas se han visto atraídas a probar distintos tipos de drogas o de situaciones adictivas, situación, que entre más temprana edad se exponga la persona, más va a influenciar la inducción de dicho contenido.

9. Emisiones de radiación

Algunos aparatos, debido a su mal uso o manipulación, pueden convertirse en emisores de hondas radioactivas, implicando en posibles afectaciones a la persona, los niños no conocen mucho acerca de las precauciones que hay que tener con aparatos como los celulares, las tablet, y otros aparatos que usan señales y componentes de radiación; a pesar que las compañías fabricantes de estos aparatos, cumplan con las políticas y normas de radiación, un descuido o daño en el aparato, puede provocar que sus niveles de radiación aumenten, provocando con el tiempo prolongado de exposición a largo plazo, daños físicos..

10. Insostenible

El avance del internet, los juegos, las aplicaciones, y todo ese gran diverso mundo de posibilidades positivas y negativas, es insostenible, y difícil de fiscalizar por los gobiernos y las leyes, los niños sin supervisión adulta, son objetivos vulnerables de todo ese bombardeo de información, alguna errónea, mal enfocada y nociva, que puede representar un daño para la salud física y mental del niño; además, que muchas organizaciones delictivas, de tráfico de órganos, tráfico humano, pornografía, prostitución, entre otras, se aprovechan de la red, para buscar sus víctimas, y en muchos casos han sido niños y menores de edad sus principales blancos.

 

Este tipo de tecnologías de un relativo fácil alcance y uso, representa un gran problema para los menores de edad, ya que los expone a un sin número de situaciones desventajosas y riesgosas, pero la principal responsabilidad de esta situación, es la ausencia de supervisión de las familias, ya que es mucho más fácil, mantener al menor de edad ocupado con un aparato, que dedicarle tiempo de calidad; es necesario recalcar, que los padres y madres de familia, son los directos responsables, no solo del bienestar físico de los menores de edad, sino su bienestar mental, psicológico, por tanto, el informarse, es una tarea necesaria para poder ser orientadores de sus hijos e hijas. Existen multitud de recursos, la escuela, servicios de apoyo, sociedades civiles, entre muchos otros profesionales idóneos con el tema, que pueden ser un gran apoyo para que puedan aplicar esta función...

 

Editado por: Prof. Patrick Willeth Rodríguez Vega

www.origenesymas.com

 

Información adicional