IMPACTA A TUS HIJOS CON LO QUE LES DIGAS!

Ratio:  / 3
MaloBueno 

IMPACTA A TUS HIJOS CON LO QUE LES DIGAS!

 

Patrick Willeth Rodriguez Vega

Profesor de educación especial.

 

Muchas veces nos hemos preguntado, el porque nuestros niños, niñas y adolescentes, manifiestan muchos comportamientos diversos que a grandes rasgos preocupan a padres, madres, docentes y personas cercanas a ellos; sean estos comportamientos vistos como rebeldía, depresión, agresividad, desobediencia, apatía, grosería, uraño, entre muchos otros comportamientos que suelen ser solamente un indicador de multiples factores, fuentes o causantes de tales manifestaciones.

Como Este articulo trata sobre el cuidado de como le hablamos a nuestros hijos es de sumo cuidado he importancia; quisiera ampliarles mas el porque le presento este tema a su consideración.

Como ya le expuse en el primer párrafo, los niños y niñas al tratar de asimilar el mundo que les rodea, asumen comportamiento y conductas para reaccionar ante sus experiencias; obviamente, por ser niños y niñas en crecimiento, no solo físico, sino también emocional, conductual, psicológico, necesitan de un adulto que los guíe y oriente en su desarrollo, ya que las emociones y eventos que el menor de edad experimente tratara de asimilarlo en base a su desarrollo actual, si el mismo carece de habilidades y destresas necesarias para controlar sus emociones y pensamientos, construirá una conducta que en muchos casos será inapropiada; por lo tanto requiere que alguien le enseñe o oriente para conocerse y canalizar adecuadamente el control de sus emociones y desarrollar pensamientos positivos.

Un niño, niña o adolecen en áreas de la vida determinadas y especificas, no se puede pretender que asuma una posición de adulto, porque va ha a carecer de habilidades emocionales y psicológicas que aún no ha desarrollado del todo, y forlsarlo a que las desarrolle podría provocar comportamientos posteriores que representen un obstáculo para su adecuada interacción con otros; por lo tanto como padres y madres de familia, es nuestro deber procurar y respetar el proceso individual de desarrollo del niño, niña y adolecen, para favorecer un sano equilibrio emocional y conductual, con pensamiento proactivo y positivo; esto se puede lograr tomando en cuenta varios aspectos como cabeza de hogar…

Primero, es importante mejorar nosotros como padre y madre; para ello debemos cuidar mucho nuestra imagen como tal, es decir que nuestros hijos vean un ejemplo de vida en nosotros, si decimos que algo no esta bien, que de verdad sea que consideremos que no esta bien en nuestros actos; porque si un padre o madre dice que no ahí que decir malas palabras, y el niño o niña ve que su padre o madre las dice, va a pensar que ellos no tienen palabra y ustedes se desacreditarían solos ante el niño o niña.

La forma en que te expresas acerca de tus hijos determina en gran manera que sean personas capaces o personas mediocres; porque digo esto, simplemente porque cuando un padre o madre de familia expresa palabras denigrantes a su hijo o hija en relación a tareas o actividades no hechas en apariencia mal, en base a la perspectiva adulta, entonces vemos padres y madres diciéndoles palabras o frases como:

pero porque no lo puedes hacer bien, 

pareces un tonto!,

que estúpido, idiota, baboso, 

no sirves para nada, 

largo de aquí 

inútil, 

no sirves pero ni para parar un taxi, 

pareciera que no tienes cerebro, 

usa la cabeza, 

te hace falta inteligencia o que, 

sabes que! admiro a tus maestros, 

me colmas la paciencia, 

que pereza con usted, siempre es lo mismo, 

que tendré que pagar porque me toco un hijo como tu, 

que martirio con usted, 

sabe que arregleselas usted solo, conmigo no cuente, 

entre multitud de frases en este sentido…

De un padre o madre, siempre se recibirán las palabraspor parte de un hijo o hija, y este las asumirá fuertemente en sus emociones, por lo tanto se podría decir que un niño o niña, se marcara de por vida, con las palabras positivas o negativas de parte de su padre o madre.

De este modo debemos cambiar nuestros argumentos de negativo a positivo, por ejemplo:

tu puedes,

tienes la capacidad para lograrlo,

usted no es tonto ni nada por el estilo,

demuestreme de lo que es capas,

usted es muy capas,

tienes muchas habilidades, usalas,

eres muy inteligente,

ten paciencia, y lo lograras,

espera un momento, juntos lo lograremos,

debes disciplinarte para lograr tus objetivos,

lucha mucho por lo que quieres,

esfuersate mucho, y te sentirás orgulloso de ti mismo y yo también,

no te preocupes, un error lo comete cualquiera, sigue intentando hasta lograrlo,

persevera y lo lograras,

cree que puedes y podrás hacerlo,

entre muchas otras frases de motivación…

Generalmente un niño o niña no suele motivarse así mismo, sino lo motivan primero, ahí que inculcarle la motivación primero para que la pueda generar.

El niño o niña, es como un terreno, donde siembras cosas, si siembras motivación, el terreno generara motivación, siembras cosas buenas, el terreno cosechara cosas buenas, pero si siembras malas cosas, el terreno dará malas cosas; generalmente una semilla sembrada y cuidada, dará una cosecha de varios frutos, es decir que con un poco que tu siembres sea bueno o malo en tus hijos, eso se manifestara multiplicado en el futuro.

Lamentablemente en el presente, vemos jóvenes en las cárceles o en las calles haciendo daño y destrucción a su paso, y si investigas te dirían, yo no tuve un padre o madre que me quisiera, que me enseñara lo bueno y lo malo, que e motivara, que velara por mi, que me cuidara, que me apartara de lo malo, que fuera un ejemplo para mi, entre muchos otros argumentos, pero lo inefable es que sus padres y madres sembraron en ellos sentimientos de rechazo, odio, desinterés, apatía, mentira, abandono, drogas, muerte, anti-valores, y mucho más…

Lo cual determino en sus vidas negativamente provocando decisiones malas y consecuencias malas para ellos.

Este es un panorama feo y triste para aquellos que queremos ver una juventud prospera y emprendedora…

Pero debemos dar nuestro grano de arena para poder obtener esto, y es cuidando a nuestras futuras generaciones, que son nuestros niños y niñas de hoy.

En las familias existen muchas situaciones que vienen a entorpecer este proceso, pero siempre que este un padre y madre luchando para mejorar y dar el ejemplo, eso demostrara en gran manera mucho, y sin duda lo veras a largo plazo que habrán resultados satisfactorios en tus hijos e hijas.

Los principios que no deben faltar en este proceso son:

La perseverancia, el esfuerzo, la constancia, fuerza de voluntad, la resiliencia, el amor, la paciencia, la comprensión, el posicionamiento como cabeza de hogar.

Cuando tu como padre o madre, trabajas arduamente en esto que te menciono, podrás exigirles a tus hijos que comiencen a dar resultados.

Podrás comenzar a trabajar en tus hijos en que:

Primero las responsabilidades y despues la recreación; importante ser equilibrados, que existan momentos para estudiar, hacer las tareas y otras responsabilidades, momentos de juego solo o en colectivos con otros niños o con adultos, momento de compartir en familia, ya sea conversar, ver películas, jugar, debatir, entre otras actividades como familia puedan realizar; es importante queseros momentos se distribuyan diariamente, o al menos en varias veces a la semana.

Los horarios son una herramienta útil para definir los tiempos y responsabilidades, define un horario equilibrado y de común acuerdo.

Las reglas de hogar, son otro recurso al que podemos hechar mano, es importante que no debe faltar, deben ser claras, con conciencias claras, y responsabilidades y deberes claros; importante, para todo derecho, se debe haber cumplido con los deberes; si se incumple una regla, se debe ser implacable, ya que los niños están siempre estudiando a su padre o madre, si ven que titubeas o que dices algo y no lo cumples, se aprovecharan de la situación para su beneficio.

Muchas veces tendrás que renunciar a un privilegio para aplicar disciplina a tus hijos, ya que cuando ahí que aplicar una consecuencia, el niño o niña debe sentir que esta experimentando una consecuencia de sus actos, por lo que si planearon salir algún lado, lamentablemente por el mal acto de uno sufren los demás, en la vida real no es diferente, por el alcohol en los conductores, sufren las víctimas de atropellamiento, por la delincuencia mueren muchas personas inocentes, entre muchos otros ejemplos; por lo tanto el niño o niña, comenzara a interioridad que por sus actos pueden salir perjudicados otros.

Lo mas preferido de un niño o niña, puede representar una herramienta de aplicar disciplina, la suspensión de un privilegio o cosa preferida, para un niño es trascendental, así aprenderá que por sus actos puede perder cosas preciadas, el cuidado que ahí que tener es que los tiempos de suspensión no sean demasiado largos para que el niño le pierda importancia, ni demasiado cortos como para que el niño no lo tome a la ligera; importante, el niño o niña debe sentir que se le priva de algo valioso o importante para el.

Es importante inspirar en los hijos e hijas, optimismo, tranquilidad, inspiración, actitudes positivas, que vengan a fortalecer el proceso de modifición de sus conductas; pero no debemos dudar y causar desestabilidad en nuestras decisiones y aplicaciones de disciplina.

Un niño que reciba inestabilidad por parte de sus padres, será inconstante en su vida, manifestara miedo a decidir y a tomar iniciativa; su personalidad será variable así como su temperamento; por tanto un padre o madre debe procurar transmitirles a sus hijos e hijas, estabilidad, seguridad, constancia, no variar en decisiones, determinaciones, hábitos, disciplina, palabra, consecuencias, deberes, responsabilidades, derechos, retribuciones, premios, recompensas, entre muchas actitudes y acciones por parte de padres y madres de familia.

Un niño o niña, estable, es euro de si mismo, asume sus decisiones no importando que las cosas no salgan según lo planeado, porque sabe que los problemas se pueden enfrentar y solucionar, no ve las dificultades como una tormenta de la que no se sobrevive, sino que por el contrario, puede ser un águila que la aprovecha para alcanzar mayores alturas con mas rapidez, es decir que las dificultades representan una oportunidad para superarme como persona.

Tu como padre o madre, tienes sobre tus manos una llave de éxito y superación para tus hijos e hijas con tus palabras positivas, que ellos podrán aprender a usar; pero también tienes un candado para cerrarles las puertas de éxito y superación con tus palabras negativas, que ellos les costara encontrar la llave por si solos.

Recuerda estas palabras, porque como padre o madre, forjas en gran manera el futuro de tus hijos.

Nuestro mejor apoyo en esta tarea es Dios!

 

Patrick Willeth Rodriguez Vega

 

Información adicional